27 febrero, 2008

Valencia 19-02-07 (11.45)

Tal vez nunca desee que esto acabara. Tal vez alguna vez desee tenerte lejos y no verte nunca más. Pero sinceramente, nunca te fuiste de mi pensamiento. Tan sólo te cubrí con cajas de mudanzas y ahora que ya no están ha vuelto la luz sobre ti. Nunca te olvidé, pero sí que olvidé lo malo entre nosotros. Olvidé que hicimos mal, y recuerdo lo bien que lo hicimos en algunos momentos, largos momentos. Ahora sólo deseo besarte, pero es imposible. Tal vez ningún día lleguemos a ser buenos amigos, tal vez te alejes de mí para siempre y tal vez me olvides. Yo no quiero que me olvides. No soporto esa idea. Como tampoco la idea de que no podamos estar juntos, a que nuestro fin tuvo su comienzo. Tú y yo ya no es nosotros. Tu nosotros incluye a otra vida y en mi vida ninguna. Rompimos nuestras hojas, pero yo guardo los últimos pedazos y los reconstruyo para sobrevivir al recuerdo. Para sobrevivir a tu ausencia, donde todavía se huela a ti. La única solución es el no olvidarte y poder vivir con el recuerdo como almohada.


Sacado del baúl de los recuerdos. Que lejos quedo todo aquello.

1 comentario:

alizia dijo...

maria, cuánta nostalgia veo!