23 febrero, 2013

¿Por qué me miraste así?

Si ayer hubiera tenido ocasión de leer en tu mirada, lo habría hecho sin dudar. Fue fugaz, pero tan intenso que me desarmó. Cruzamos miradas, pero yo no supe leerte. Y yo quise esconderme tras mi indescifrable papel. Tras mi sonrisa. Me escudé en ella. Tenía miedo. Pero siempre estaré agradecida por devolverme la mirada. Por hacerme ver a través de otros ojos que no fuesen los míos. Lo necesitaba.

Todavía hoy me pregunto que te hizo mirarme así.

1 comentario:

Isa. dijo...

Ya sabes lo que dicen, que las miradas son el espejo del alma... ;)