10 febrero, 2013

soñar


Tengo miedo de moverme por si te me vas de la mente. Tengo miedo de pensar en tus besos, por si se me va tu olor.
Tengo miedo de respirar, por si se me va tu respiración.
Me quedaría quieta, con los ojos bien cerrados, recordándote junto a mi horas. Pero sólo tengo minutos, porque te me vas. Y ya no sé cuando volveré a recuperarte. Esos momentos es todo tan nítido, que cuando abro los ojos y me veo a oscuras en mi cuarto, sola, quiero volver a cerrarlos. Pero es demasiado tarde, ya no estás. Ni aquí, ni en mi mente. Sólo me queda la esperanza de volver a soñar (te). Algún día. Algún instante. Algún segundo.

1 comentario:

Isa. dijo...

¿Y quién no ha tenido ese miedo, primero, y la esperanza de ese sueño, después?