10 abril, 2013

Dibujar


Hay días que me gustaría saber dibujar. Para plasmar tu sonrisa junto a mí.
Hay días que las palabras no bastan. Me son insuficientes para calmar mis recuerdos.  Para poder ver y no sólo para poder pensar en ti. Para transformar mis palabras en imágenes. Hay días que las palabras me faltan.

Para calmar mis ansias de ti. Mis ansias sobre lo que ya no existe. Recuerdos inexistentes que se transforman en sueños.

Hay días que utilizaría mi boli para transformar esos sueños en algo tangible. Aunque la hoja siguiera siendo mi límite. Mi límite hacia ti. Nuestro limite que nunca podrá ser derribado.

1 comentario:

Embun dijo...

Yo algo de dibujar sé... pero no me sirve de mucho :S